Bancocracia y Calificación-Creditismo

bancocracia.

(De banco y -cracia).

Influjo abusivo de la banca en la administración de un Estado.

Según la definición de la Real Academia Española, vivimos inmersos absolutamente en una bancocracia, con un sistema económico que a todos los niveles parece diseñado por los bancos para su propio beneficio.

Hace años que los bancos dejaron de lado lo que a priori debería ser su papel principal, canalizar el ahorro de los ahorradores hacia inversiones rentables en forma de crédito/préstamos a los inversores, dinamizando la economía. Llegado un cierto momento de la historia, a los bancos se les autorizó a prestar más dinero del que poseen sus ahorradores, es decir, se les autorizó a guardar como reservas solo una parte del dinero depositado (actualmente en Europa el 1%), prestando el 99% del dinero depositado.

Ésto es conocido como coeficiente de caja , y la variación del mismo supone aplicar una política monetaria expansiva, si se baja, y restrictiva, si se sube, ya que los bancos podrán prestar mas/menos cantidad y mantener mas/menos como reservas.

Pensaréis, correcto, ¿pero siguen prestando el dinero que poseen los ahorradores no? Pues no, ya que si actualmente ingresamos 100€ en una cuenta corriente, el banco presta 99€ y mantiene 1€ como reserva. Pero cuando alguien acude a por un préstamo de 99€, le ingresan en una cuenta los 99€ que ha pedido, de los que deben retener como reservas 0,99€ y vuelven a prestar 98,01€.

Entonces, de facto, los bancos poseen la capacidad de emitir dinero, lo que se conoce como dinero bancario , y se han creado diversos niveles de agregados monetarios para tratar de cuantificar todo éste tinglado.

En España, como la cantidad total de dinero ahorrado en los bancos no permitía llegar al nivel que los bancos deseaban, además se pedía prestado ahorro a otros países para prestar aquí.

Éste sistema se sostiene mientras por un lado, los ahorradores no vayan todos a la vez a retirar sus ahorros, y los préstamos no sean fallidos, ya que si con nuestros 100€ iniciales en los sucesivos préstamos que el banco ha ido creando se han llegado a prestar varios miles de euros, en cuanto un eslabón de esa cadena se rompe -préstamo fallido o impagado- nos podemos ir olvidando de nuestro dinero.

Llegados a ese punto, como el dinero que se pierde es de los ciudadanos -ahorradores-, y dada la naturaleza de las entidades como pasarela de pagos,  muchos bancos han alcanzado una categoría de sistémicos , es decir, se consideran imprescindibles para que el país continúe adelante.

Es decir, los bancos crean un sistema con una categoría de inquebrables. Algo esencial en el capitalismo, que aquel que obra mal es castigado con la quiebra y la desaparición, no aplica a unas entidades demasiado grandes para caer (Too big to fail).

¿Y como se goza de tal inmunidad ante algo que es inherente al propio sistema capitalista? Sencillo, como eres demasiado grande para caer, esclavizas directamente al Estado , la entidad suprema de una nación, para que te sostenga, ya que el Estado es el que -¿de momento?- tiene la capacidad de imponer tasas y actuar directamente sobre la economía real, por ejemplo, subiendo los impuestos. ¿Cómo esclavizas al Estado? Financiando a tus corruptos amigos de los partidos políticos, con esos préstamos que luego, misteriosamente, se condonan a cambio de…

Al entrar en esa rueda, en la que el Estado debe darle dinero a las entidades inquebrables, en una situación de recesión económica donde por mucho que subas los impuestos, la recaudación cae, el Estado además debe emitir deuda pública, y aquí es donde entran en juego los amigos de las agencias de calificación.

Las agencias de calificación son simplemente agencias de valoración de riesgos, que miden la capacidad de un emisor de deuda de pagar dicha deuda. En base a los cálculos que cada una de éstas agencias realiza, emite una “nota”, una calificación de solvencia, que determina el nivel de inversión.

Los fondos de inversión, planes de pensiones y tesoros de Estados solventes se guían por éstas notas para invertir sus activos. Los ciudadanos pueden contratar fondos de inversión con mayor o menor riesgo, que llevará aparejada una mayor o menor rentabilidad, en base a esas notas de las agencias de calificación.

Éstos agentes tienen determinado el rango de inversión en base a las notas de las agencias calificadoras, y por ejemplo, si un plan de pensiones solo invierte en activos “AAA”, no podría adquirir deuda española aunque quisiese, por lo que cuando tu nota es rebajada debes emitir una mayor rentabilidad ya que te “codeas” con otro tipo de activos.

Ésto nos ha llevado a una situación donde cada vez existen menos activos “AAA” incluso entre los bonos de los Estados, lo que provoca que algunos países se financien ya no a coste cero, si no que ganan dinero con las deudas, ya que piden prestado dinero a un interés “menor que cero” ,emitiendo deuda con intereses negativos, lo que lleva aparejada otra curiosa consecuencia, la destrucción financiera, donde los fondos “mas seguros” solo podrían invertir en activos donde se pierde dinero, una total contradicción.

Países como Alemania, Suiza, Holanda o Francia han emitido deuda en los últimos meses a corto plazo con intereses reales negativos. Países como Estados Unidos, se salvan de éste esquema por las actuaciones de la Reserva Federal conocidas como QE como ya vimos en el artículo “Sé consciente, estás viviendo un momento histórico crítico”.

En ésta animación vemos como la FED ha ido ocupando el espacio de los inversores privados en los bonos del tesoro estadounidense.

Mientras que los países de la eurozona se financian a través de los bancos comerciales, ya que como el BCE no adquiere deuda de los estados directamente, le presta dinero al 1% a los bancos comerciales para que sean éstos los que inviertan en deuda de los estados (con un tipo de interés mayor), con lo que vuelven a obtener beneficios.

Hemos llegado a éste punto en el que la bancocracia ha sustituído de facto a la democracia y el “calificación-creditismo” al propio capitalismo porque el complejo sistema ha sido diseñado ex profeso para total lucro de los mismos diseñadores.

Diseñar un sistema mas justo es responsabilidad de todos, ya que la bancocracia se resume en la práctica en la destrucción de la economía real para que el sistema bancario acapare la riqueza mediante la esclavización de facto de los estados.

Recomendado: Elecciones 2012 en EEUU (demonocracy)

Anuncios

2 responses to this post.

  1. […] Fuente Comparte estoMe gusta:Me gustaBe the first to like this. […]

    Responder

  2. Adenda: Lista de países según la calificación crediticia de diversas agencias

    http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_countries_by_credit_rating

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: