No se engañe, las independencias serían catástrofes

Para entender el porqué , primero tenemos que estudiar un poco de historia.

Las dos zonas del territorio que actualmente tienen movimientos independentistas, son las dos zonas mas industrializadas del país. ¿Porqué?

La Guerra de Sucesión Española fue una especie de mini-Guerra Mundial de la época, ya que España era por aquel entonces el mayor imperio de éste planeta y Carlos II murió sin descendencia (fruto de la endogamia de la corte).

Carlos II murió en 1700 y estaba pactado que reinase José Fernando de Baviera , que era una vía intermedia entre los borbones y los austrias, pero José Fernando murió en 1699 con 7 años.

La Guerra se desató entonces entre la España fiel a Felipe V, Francia y Baviera contra la España fiel a Carlos, Austria, Gran Bretaña, el Sacro imperio romano germánico, Prusia, las Provincias Unidas de los Países Bajos, Saboya y Portugal.

 

La corona de España era tan grande y con una potencia militar tan enorme que solo sería comparable a los Estados Unidos de hoy. La corona que consiguiese arrimar el ascua a su sardina tendría por aliado al mayor imperio del mundo, así que la Guerra duró alrededor de 12 años y provocó en estimaciones, medio millón de muertos. El último cañón se disparó en Mallorca.

Finalmente , ganaron los borbones (ya lo sabíais, tenemos uno todavía), y el nieto del Rey de Francia comenzó a reinar como Felipe V. Como en la guerra Cataluña había apoyado a Carlos mientras que el País Vasco había apoyado a Felipe, éste castigó a Cataluña y le quitó sus fueros , mientras que como premio, al País Vasco/Navarra se los mantuvo.

Cabe recalcar que la guerra, en España, no fue una guerra entre regiones de España, si no una guerra entre los partidarios de uno u otro, motivada por otros intereses, principalmente económicos. Las autoridades catalanas de la época antes de rendirse escribieron:

…en la que hoy reside la libertad de todo el Principado y de toda España…

Los fueros de País Vasco y Navarra se mantuvieron variando en ciertas formas a lo largo de la historia hasta la constitución del 78, y siguen vigentes.

Estos fueros otorgan privilegios, el País Vasco no contribuye al resto del Estado como el resto de CCAA, si no que tiene un determinado cupo, en el marco del concierto económico vasco, y que ha provocado que numerosas empresas y personalidades tributen en el país vasco ya que es , para entendernos, como una suerte de mini-paraíso fiscal dentro de España.

Esto es un agravio comparativo al resto de sociedades y personalidades ya que las empresas vascas comparten el mercado con otras empresas en régimenes fiscales diferentes. El ilustrado gijonés Jovellanos ya lo dijo allá por el siglo XVIII

«¡Pobre Asturias, vecina a estas provincias tan favorecidas con la franquicia»

Como la actual Cataluña no tiene esos privilegios fiscales (ni Madrid, ni Baleares, ni Murcia, ni nadie..) contribuye al Estado como cualquier otra CA.

Ya explicada la diferencia de los fueros, vayamos a ver la industrialización y la actividad comercial y empresarial.

El País Vasco estableció en el siglo XIX una producción siderúrgica gracias a sus minas de hierro. En ésta época el combustible mundial era el carbón, y España tiene carbón principalmente en las cuencas mineras de Asturias, León, Aragón y Palencia.

Asturias, también estableció una industria siderúrgica que consumía el carbón autóctono, de menor poder calorífico que el extranjero, pero aún así, se alzó como el mayor núcleo siderúrgico de España , con la empresa del riojano Pedro Duro que fundó la compañía Duro Felguera , en La Felguera . La historia de la siderurgia asturiana puede visitarse en el Museo de la Siderurgia.

Mientras tanto, la siderurgia vasca consumía carbón extranjero, principalmente británico, ya que la caída de los fletes sin respuesta arancelaria española provocó el auge de la siderurgia vasca contra el dominio asturiano (favorecida además, por los fueros)

En otros aspectos, como las relaciones comerciales con las colonias españolas en América, España estableció por ley el monopolio del comercio textil para la industria catalana gravando con aranceles a todos los demás países, lo que permitió el desarrollo de ésta industria en Cataluña , que tiró de la Revolución industrial de Cataluña y, en el contexto histórico de los nacionalismos del XIX, coincidió con la Renaixença , movimiento similar al Rexurdimento gallego pero con fábricas textiles con mercados monopolísticos en lugar de vacas, campos y barcos pesqueros.

Ya en el siglo XX , el capital industrial de España estaba principalmente aglutinado en País Vasco y Cataluña, ya que tras la pérdida del Desastre del 98, la industria catalana pudo seguir creciendo gracias a la neutralidad española de la Primera Guerra Mundial, que diversificó la industria (básicamente si tus principales competidores están metidos en una contienda bélica, tu puedes dedicarte a armar a todas las partes, y además, a producir cosas que antes no producías y que producían ellos pero que como ahora están matándose los unos a los otros, puedes hacer tú).

Ahí tenemos a Hispano-Suiza construyendo acorazados y armas.

En base a ésta acumulación que comienza con la industria textil, la industria catalana se va haciendo cada vez mas fuerte. En Cataluña se aglutinan fábricas de todo tipo de manufacturas que se venden en el resto del país, mediante procesos de acumulación de capital , ya que si los empresarios se enriquecen, tienen mas dinero para invertir en otro tipo de negocios.

La consecuencia de la polarización de las zonas industriales crea un país asimétrico, donde los habitantes de otras regiones emigran hacia las industrializadas en busca de empleo. El país asimétrico consta de un mercado común y dos zonas muy industrializadas, seguidas de otras zonas con menos poderío industrial – Como Asturias, una potencia industrial intermedia en el s.XX –

Ésto provoca asimetrías fiscales que perduran hasta hoy. Es lógico que se recauden mas impuestos en las zonas industrializadas ya que en ellas se concentra la actividad económica, se encuentran las sedes donde tributan las empresas y existe mas empleo. No es que paguen tasas de impuestos mas altas, es simplemente que existe mayor actividad económica.

Si Cataluña , Madrid, Baleares y Murcia contribuyen mas al Estado es simplemente porque en éstas zonas existe mayor actividad económica, no porque un asturiano, un gallego o un aragonés paguen menos IRPF, menos IVA o menos impuesto de hidrocarburos, simplemente es que son mas habitantes y existe mayor actividad económica.

La tentación de cuantificar – con intereses económicos de por medio – las balanzas fiscales de las comunidades , para justificar regímenes fiscales mas favorables conlleva controversias.

Barcelona , Madrid, y en general cualquier área urbana potente tiende a la especialización de las empresas. Es mas probable que si usted busca una empresa de contabilidad especializada en empresas TIC lo encuentre en Madrid, Barcelona o Bilbao que si la busca en León o en Toledo.

Es lógico, ya que en éstas zonas existe un mayor número de empresas competitivas en los mismos sectores que provocan que las empresas se especialicen en un determinado mercado.

Esto provoca que existan incentivos a la domiciliación fiscal de empresas en grandes núcleos urbanos, ya que aunque cuando sea una gran empresa puede usted ocultar fondos en Suiza , cuando su compañía sea poco mas que tres socios y una cuota mileurista de cada uno, buscará establecerla en un sitio dónde pueda encontrar el mejor asesoramiento o sea mas fácil encontrar trabajadores cualificados.

Además, cuando los trabajadores cualificados son realmente buenos, su empresa podrá crecer y quizá comience a adquirir a sus competidores.

¿Cuáles son las consecuencias de ésto? Que un enorme número de empresas tienen su domicilio fiscal en Madrid y Barcelona ya que son sede de los grandes grupos del país. Por ejemplo, un taller familiar de neumáticos presente en Gijón desde hace décadas ha pasado recientemente a formar parte de un grupo del sector con sede en Barcelona.

Los trabajadores son los mismos, la nave es la misma, y espero que los neumáticos no sean los mismos (por caducidad, los neumáticos caducan para quien no lo sepa, aunque siga pasando la ITV debe cambiarlos porque sufren un proceso de cristalización), pero en general solo ha cambiado un rótulo y el domicilio fiscal.

Éstas asimetrías conjugadas provocan que existan zonas de contribución neta y zonas de recepción neta. Asturias por ejemplo, -y disculpen que coloque a Asturias en los ejemplos, he nacido aquí y resido aquí y prefiero hablar con conocimiento de causa- según esas controvertidas balanzas, recibe del Estado 2.000€ por habitante. No nos los ingresan en una cuenta, ni pagamos menos gasolina (pagamos los 4.7 céntimos sanitarios desde quizás, antes que nadie), ni tenemos salida a la meseta por autovía gratuita, ni hemos construido aeropuertos sin aviones.

Pero teníamos solo una carretera nacional de doble sentido y de la época de Primo de Rivera para cruzar de Unquera a Ribadeo, y ya hace unas décadas (todavía pre-democráticas), se proyectó que no era muy normal que todo el tráfico de personas y mercancías por carretera desde Portugal y Galicia hacia Cantabria, País Vasco y Frontera francesa transcurriera por el cantábrico a través de una avenida de Gijón, por lo que se propuso hacer la A-8. Como todavía no hemos inventado el teletransporte, la autovía transcurre por Asturias, y su construcción dispara éstas balanzas.

Probablemente si se construye un tramo de autovía en Teruel se dispare la inversión del Estado en esa zona y por tanto, las controvertidas balanzas. Pero quizá esa autovía se planifique para que las empresas catalanas, valencianas y baleares sean mas competitivas , y los camiones de las empresas catalanas, valencianas y baleares utilicen mas la autopista que los propios de Teruel. Y probablemente les ahorre tiempo y dinero, y obtengan mas beneficio de esa inversión en Teruel que el Aeropuerto de Lérida-Alguaire , de Spanair, o del tramo fantasma de la A-14 en plena nada, entre otras cosas . Incluso, es muy probable que también se beneficien de la A-8

Pero hay quienes no están de acuerdo con esto y les lleva a reclamar el denominado “Pacto fiscal”, que no es mas que la posibilidad de establecer una sucursal como el País Vasco para que los beneficios fiscales se queden allí.

Lo que algunos políticos catalanes, en su dialéctica parecen dar a entender es que el resto de ciudadanos del país pagan menos impuestos, cuando se pagan exactamente los mismos, ya tributes en Barcelona o en Cabrales, o que por ejemplo, la culpa de que existan carreteras de peaje en Cataluña es de que se construyan autopistas gratuitas en otras partes, cuando la culpa de la prórroga de esos peajes no es mas que el pago político de CIU a La Caixa , que es su prestamista político-bancario particular a través de Abertis.

Los créditos de CIU con La Caixa que los paguen los catalanes (y cualquiera que pase por allí) a través de Abertis, propiedad de La Caixa. Los créditos que le hacen el Santander y el BBVA al PPSOE los pagamos entre todos los españoles, y creo que a éstas alturas ya no hace falta poner ejemplos.

¿Que conclusión podemos obtener de todo ésto?

Que cualquier acción político-económica tiene sus consecuencias. Leo en muchos comentarios y columnas que el independentismo catalán busca una independencia con un encaje que permita que las empresas catalanas sigan vendiendo sus productos en su principal mercado, que es el resto de España.

En el caso vasco ésto es hasta difícil de ubicar en el debate de independencia ya que el País Vasco es económicamente de facto independiente, y básicamente lo único que no tiene es un pasaporte y un DNI vasco. Como es difícil de ubicar, también es difícil de encontrar en el discurso soberanista.

El independentismo se equivoca si cree que la reacción del resto del país sería de un amistoso “Vale, no pasa nada”. No por rencor (que puede ser), si no por pura supervivencia del resto del país.

El resto del país sería el gran beneficiado en términos económicos y de empleo de su huída, y por tanto, el resto del país buscaría su camino para poner todos los obstáculos en el camino de las regiones a la fuga. El discurso sería simple: ¡Vótenme! ¡Yo haré que Cataluña/País Vasco no pueda vender sus productos en España y forzaré que las empresas de 10km mas arriba/ a la derecha se vengan aquí, y habrá trabajo y riqueza para todos! Y es normal, y lógico, si todos nos guiamos por intereses particulares. Y ganaría, hay muchas ganas de trabajar en muchas regiones de España.

¡Yo haré que País Vasco/Cataluña no puedan entrar en la Unión Europea, ni en el Euro! ¡Yo haré que tengan que devolver sus deudas en euros con su nueva moneda devaluada! ¡Yo haré que se queden a merced del FMI sin financiación! …podría ser el discurso siguiente. E incluso , con cierta razón si se atiende de nuevo a los intereses particulares. Sin Cataluña ni País Vasco en la UE, el resto de las CA se asegurarían éste éxodo económico de las empresas catalanas. Sin UE , no hay mercados, sin UE, hay aranceles, sin UE hay barreras.

Pese a la crisis y a lo resquebrajado que parece el entramado europeo, hace mucho, mucho, mucho frío ahí fuera.

3 responses to this post.

  1. […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos No se engañe, las independencias serían catástrofes futurecono.wordpress.com/2012/09/13/no-se-engane-las-inde…  por JCCO hace […]

    Responder

  2. Muy buen artículo. Como ya es habitual hay mejor periodismo aquí en periódicos nacionales

    Responder

  3. […] Fuente Comparte estoMe gusta:Me gustaBe the first to like this. […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: