Un futuro criptográfico

Las criptomonedas están actualmente en una pequeña crisis. La cotización del bitcoin (aquí el histórico) después de sobrepasar los 1.000$ comenzó una caída que dura ya varios meses. He tomado la del bitcoin porque es el mayor exponente, pero existen muchas mas, denominadas Altcoins, que salieron como setas modificando algunos aspectos basándose en la misma idea que el BTC, aquí tenemos algunos ejemplos.

Para los no iniciados, este vídeo explica el esquema de funcionamiento básico de una moneda criptográfica, en este caso el bitcoin. Al contrario que las monedas a las que estamos habituados, fiduciarias y bajo el control de unos bancos centrales que actúan conforme a unas políticas mas que cuestionables, las criptomonedas nacen con un tope de cantidad de monedas que existirán, tratándose de monedas, en teoría, deflacionarias.

La idea es maravillosa, ¿verdad?. Cualquier persona acostumbrada a realizar transferencias el extranjero sabrá los altos costes de transferencia que nos aplican las entidades financieras u otros métodos de pago como Paypal o Western Union. Además, muchos gobiernos tienen la manía de impedir que sus ciudadanos cambien su dinero por otras divisas de forma libre, resultando en una “cárcel financiera”, donde por ejemplo una persona no puede emigrar a otro país (o hacerlo con mucha mayor dificultad, partiendo de cero), por el simple hecho de no poder convertir sus activos. Las criptomonedas eliminan estos problemas de un solo plumazo.

¿Dónde le veo yo el mayor problema? En la usabilidad y en la volatilidad del bitcoin. En la usabilidad porque para los no-iniciados en el mundo de la informática (la inmensa mayoría de la población), utilizar bitcoins puede ser complicado. Mantenerlos en un exchange puede no ser seguro, como el caso de la desaparición de Mt.Gox o el reciente ataque a bitstamp, y para un usuario normal los clientes cartera, las copias de seguridad de los wallet.dat, y las brutales descargas de los blockchains son algo tan tedioso que comparado con el sistema usuario/contraseña de los sistemas anteriormente mencionados, parecen algo para geeks.

La amplia volatilidad del bitcoin también representa unos riesgos que impactan negativamente en la divisa, ya que incluye un riesgo de tipo de cambio en todas las transacciones susceptibles de aceptar bitcoin, con lo que muchos vendedores pueden preferir pagar las comisiones asociadas a tener que asumir un riesgo que pueda suponer pérdidas mayores.

Una de las cosas que mas me extraña desde que comenzó la andadura del bitcoin y las criptomonedas es que nadie haya planteado el uso del ingente poder de procesamiento de las redes para encontrar bloques para utilizarlo en algo útil. Una criptomoneda se “mina” en un equipo informático resolviendo una serie de cálculos cuya dificultad crece de manera acorde a la predictibilidad de la expansión monetaria de dicha moneda. Eso supone una ingente cantidad de recursos mundiales (de procesamiento de datos, costes asociados a mantenimiento de equipos, amortización de los mismos, electricidad…) que podrían ser mucho mas útiles proporcionando servicios de procesamiento de información a gente que los necesita.

¿Alguien de los que leen este artículo utilizó alguna vez el sistema Seti@home?

Seti@Home comenzó en 1999 a distribuir los paquetes de datos grabados por el radiotelescopio de Arecibo. Este radiotelescopio es como una radio buscando una señal de vida inteligente en las estrellas. Para procesar los datos de estas grabaciones, analizarlas una por una y comprobar si alguna tiene algún rastro de señal susceptible de proceder de alguna fuente inteligente, hacían falta unos superordenadores que no se podían asumir desde que el Gobierno de los Estados Unidos cancelase la financiación del proyecto. Como respuesta a ello, los colaboradores del proyecto Seti lanzaron Seti@home. No podían permitirse superordenadores, pero quizá hubiera mucha gente que quisiera instalárselo como salvapantallas. Cuando el ordenador estuviese ocioso, en lugar de estar simplemente encendido, se dedicaría a analizar pequeños paquetes y compartir los resultados con la “base”, que en este caso es la Universidad de Berkeley (California). La idea funcionó tan bien que la Universidad de Berkeley lanzó el proyecto “Boinc” que siguiendo este mismo esquema permite colaborar en la investigación del genoma humano, la malaria, búsqueda de asteroides o predicción del clima, donando el tiempo de encendido ocioso de un ordenador.

La Ley de Moore colabora duplicando el poder de procesamiento cada dos años, con lo que una red distribuida de ordenadores, aunque no consiguiese nuevos colaboradores, seguiría multiplicando su capacidad de procesamiento.

Gridcoin es una altcoin que trata de unir ambos mundos, sus proof of work son trabajos para Boinc. Pero peca de los mismos errores que todas las criptomonedas. Volatilidad y dificultad de acceso y uso.

¿Cuantos millones de euros destinan gobiernos, agencias y organismos a la adquisición de supercomputadoras? Desde la AEAT hasta una investigación del cáncer, las ansias de procesar una cantidad cada vez mayor de datos es necesaria para grandes organizaciones, y también para las empresas.

¿Y si se pudiese unir el hambre y las ganas de comer? Como sé que muy pocas personas estamos dispuestas a donar tiempo de nuestro ordenador a la búsqueda de señales de radio en el espacio o a investigar sobre física, voy a tratar de ser realista.

¿Y si se pudiese crear una criptomoneda que tuviese ingresos estables en divisas a través de las distintas organizaciones, empresas, universidades y gobiernos, que necesitan procesar datos, que tuviese una infraestructura que permitiese destinar recursos a la usabilidad, el márketing, el mantenimiento de la volatilidad y permitiese una explosión real de las criptomonedas? ¿Y es posible organizarlo sin caer en los errores de los bancos centrales actuales?

¿Es posible un banco central-descentralizado?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: